lunes, 28 de marzo de 2016

Reseña #4: La sociedad Juliette





Título: La Sociedad Juliette.
Título original: Le Juliette Society.
Autor: Sasha Grey.
Traducción: Ana Alcaina, Verónica Canales y Nuria Salinas
Género: Erótico
Editorial: Random Mondatori.
Saga: No
Número de Páginas: 384
Precio: 17,00€




Sinopsis

  Antes de que empieces a leer este libro, hacemos las cosas claras. Quiero que hagas tres cosas por mi:
  Uno  No te ofendas por nada de lo que hileras a continuación.
  Dos  Olvida tus inhibiciones.
  Tres  (Y muy importante). A partir de ahora, todo lo que voy a contarte debe quedar entre tú y yo.   Catherine, una joven estudiante de cine con una gran inquietud sexual, descubre la existencia de un club selecto y misterioso, lugar de encuentro de personas poderosas que anhelan explorar el lado más oscuro de sus fantasías sexuales.
  Pero aunque estas nuevas experiencias, que Catherine jamás había soñado en llevar a cabo, hacen que alcance momentos de intenso placer, también amenazan con destruir todo lo que es importante para ella.
  

 En su previa lectura... 

  El género erótico me llama la atención desde hace un tiempo, pero no he encontrado aún el libro que me haga sentir cómoda en dicho género. No por sentir pudor por el tema, sino porque no he encontrado al autor que hable mi mismo idioma sexual.
  Cuando vi el libro La sociedad Juliette, pensé que alguien experimentado como Sasha Grey me entendería un poco mejor. Por ello, me dispuse a leer.
  

 Opinión 
Spoiler

  He de decir que es otro libro más del género erótico que no me ha hecho sentirme a gusto con el lenguaje. El repetido uso de la palabra "polla" o "coño" hacían que todo erotismo se disipara. No me calienta a mí personalmente mencionar con sus nombres coloquiales los sexos.

  Ha tenido el libro sus momentos. Me he divertido en algunas ocasiones, por la forma descarada de pensar de Catherine, y por las ideas que tiene. Otras veces, me ha parecido curioso, sobre todo por el desarrollo de la amistad que tiene con Anna, su nueva mejor amiga.

La autora con el libro


  Pero, sintiéndolo mucho, otras muchas veces me he aburrido. Veía que algunas escenas eran prácticamente lo mismo que había leído unas diez páginas atrás, solo que con algún toque diferente. Me ha hecho sentir el sexo duro como algo repetitivo.

  Quizás muchos no piensen así, e incluso digan que este libro es muy duro, y que el sexo es perturbador, y no digo yo que no. Muchas veces me he sentido algo perturbada leyendo, pero luego o bien veía que no aportaba una nueva fantasía, sino que repetía las mismas de antes, o bien decía ciertas palabras que, para mi gusto, no son eróticas.

  Como es un libro erótico, es muy subjetivo en cuanto si las escenas son ardientes o no. Hay pasión, hay crudeza, pero depende de cómo sea el lector para que se sienta "ardiente" o no.

  Objetivamente, es un libro fácil y ligero de leer. No tiene una calidad excelente, pero tampoco es tan malo como otros libros que han tenido más repercusión en el mundo de las ventas literarias (cof cof).
 

 En Resumen 

  Si te ponen con taladros-vibradores, y con fantasías duras, te puede gustar. Si, por el contrario, buscas una historia erótica con una trama interesante, y que contenga las mismas cantidades de sexo y de historia, no lo leas. La estructura de la historia deja que desear, y la sinopsis no tiene mucho que ver con lo que hay al interior del libro.
  Podría resumir el libro en las fantasías y frustraciones de una joven que no la fol*** como quiere.


lunes, 14 de marzo de 2016

Reseña #3: Instinto musical: Escuchar, pensar y vivir la música


Título: El instinto musical: escuchar, pensar y vivir la música
Título original: The Music Instinct: How Music Works and Why We Can't Do Without It
Autor: Philip Ball
Traducción: Victor V. Úbeda
Género: Divulgativo (música)
Editorial: Turner
Saga: No
Número de Páginas: 474
Precio: 28,00€




Sinopsis

  Si hay algo que compartan todas las culturas humanas, en todas las épocas y lugares, es la música. En este libro se argumenta que casi todos, aunque afirmemos tener mal oído , somos expertos en música porque nuestro cerebro está muy bien equipado para entenderla, decodificarla, darle significados e incluso crearla.

  El instinto musical es un libro único en su género, un relato completo de todo lo que sabe (y mucho de lo que no se sabe) sobre cómo percibimos la música, y qué papel juega en el cultura y en la sociedad. En él, el lector hallará las claves para disfrutar más de la que ya le gusta, y quizá abrir sus percepciones a otros géneros musicales que hasta ahora le resultaban lejanos. Al menos, disfrutará de un viaje impresionante, lleno de datos inesperados, anécdotas y conocimiento sobre el gran aventura que se inicia en su cerebro cada vez que aprieta el botón de play

 En su previa lectura... 

  El libro me lo leí porque en la carrera me lo exigieron. Caía incluso en el examen, así que no me quedaba más remedio. A pesar de su desorbitado precio (28€ me parece excesivo para un libro divulgativo), pude comprármelo. Lo que temía es que fuera un libro que comprara, leyera por obligación y luego lo dejara comiendo polvo en la estantería.
  Pero me animé. Me dije "venga, es un libro sobre música. Ponte a leer aunque sea por gusto y ya luego te pones a estudiarlo". Y, con esa frase, me enfrasqué en su lectura.

 Opinión 

  La verdad es que esperaba un poco más, sobre todo en la traducción. Hay palabras técnicas que no creo que hayan estado del todo acordes, pero no me ha impedido disfrutar del libro. Lo que me ha gustado ha sido, sobre todo, que puedo recomendarlo a cualquiera que le interese la música, porque la toca desde un punto de vista divulgativo.

  Aquí no nos habla de la música como algo complejo, o nos intenta destripar los secretos más oscuros de la música, sino todo lo contrario. El enfoque que he percibido es el de una música que llega a todos, porque está en la mano de todos los hombres, y de todas las épocas, no de algunos privilegiados. A más de uno le subiría la moral al leer el libro, puesto que está difundida la idea de que sólo es músico el que ha nacido para serlo, como si no fuese un arte (o ciencia) que pudiera estudiarla cualquiera.

  Podemos aprender de este libro la función del oído, ya que es la parte más importante del ser humano en cuanto a la música. Es curioso, porque es parecido a lo que nos enseñan en biología y anatomía, solo que un poco más técnico. Sin embargo, yo aprendí más leyendo el libro que en clase.

  Lo que me llamó también la atención son los ejemplos que se ponen. Tal vez eso sea más difícil de entender para aquellos que no tengan una base de lenguaje musical, ya que hay términos que no son cotidianos. Aun así, no debe tomarse como un impedimento, sino una oportunidad de aprender.

 En Resumen 

  Lo recomiendo encarecidamente, sobre todo a aquellos que quieran conocer un poco más sobre la música desde un punto general. No quiero que esperen algo pedante, puesto que la música clásica es sólo una pieza más del gran puzzle del que se compone la música.











lunes, 7 de marzo de 2016

Música con historia #1: Yesterday

  ¡Hola! Hoy os traigo una sección que es 'Música con historia', que quiere decir que os pongo aquí una canción que tenga alguna historia detrás que pueda resultar interesante. 

  Esta que abrirá la sección es la canción de Yesterday, de The Beatles. Seguro que aquí no hay nadie que conozca este grupo *ironía off*. La canción surgió de un sueño de Paul McCartney, que en su mundo onírico le sonó esta música. Se empezó a obsesionar un poco, exigiendo incluso que en la grabación hubiera músicos de su confianza en diferentes versiones que pensaba hacer (al final se decantó por el acústico. Hubo incluso una versión que tenía saxofón). Aunque esa canción era enteramente suya, e incluso acabó cantándola y tocándola él, los derechos de autor ponen que es tanto de él como de John Lennon, ya que ambos eran los que componían las canciones siempre, y para que no hubiera malos rollos en el grupo, se quedó la cosa como que todas las canciones eran de todos.

  Una vez Lennon murió, McCartney quería los derechos de autor de esa canción, que era posiblemente la más personal que había compuesto. Sin embargo, Yoko Ono no estaba de acuerdo, y fueron a juicio, y ganó la viuda de John Lennon.

  ¿Qué os parece? ¿Qué opináis sobre esta historia?





Fuente: Unas cartas encontradas de Paul McCartney. No las poseo, puesto que me fueron enseñadas en una lección de clase.

Páginas vistas en total

¡No te pierdas las novedades!

google15cb383bff09179d.html