martes, 2 de agosto de 2016

Reseña #8: Tal vez mañana




Título: Tal vez mañana
Autor: Colleen Hoover
Género: Romántico
Editorial: Planeta
Saga: No
Número de Páginas: 560
Web de la autora: Colleen Hoover.
Web del libro: Maybe Someday.
Precio: 17,90€

Añádelo en Good Reads







Sinopsis


  A los veintidós años, Sydney lo tiene todo: el novio perfecto, un futuro brillante y un bonito apartamento que comparte con su mejor amiga. Pero todo cambia el día en que Ridge, su misterioso y atractivo vecino músico, le advierte que su novio la engaña con su mejor amiga y Sydney debe decidir qué hacer con su vida.
      Sólo con lo puesto y sin recursos, Ridge la acoge en su casa y no deja de sorprenderla. Sydney vibra cuando él toca sus hermosas melodías y, aunque el corazón de Ridge está ocupado, él no puede ignorar que ha encontrado a su musa.
      Cuando finalmente se den cuenta de que se necesitan, entenderán que los sentimientos no pueden traicionar al corazón.
  

 En su previa lectura... 

  Estaba tan tranquila en mi casa, pensando <<Por Odín, quiero retomar la lectura, pero no sé con qué>>. Necesitaba algo fresco, y algo amoroso, sin ser empalagoso. Acababa de asesinar de forma brutal y sin retorno a uno de mis personajes, uno de los más importantes, y necesitaba despejarme.

  Una historia bonita de amor. Sí. Eso necesitaba.
  
  Entonces apareció una persona que me lo recomendó, que le hablaron de la autora y del libro, y que iba a ponerse a leerlo. No suelo leer novelas románticas donde el desarrollo de la historia se realiza en la actualidad, puesto que el amor suele ser superficial. Pero claro, si me dicen: Es un libro que tiene su propia banda sonora original, habla de músicos, y los personajes se ven muy reales.

  Entonces sí. Así sí.



  

 Opinión 

   ¿Cómo no sentirse identificada con los protagonistas de esta historia? Ridge, un chico que compone letras que se queda bloqueado en un momento de su vida como músico, que es sordo y que toca la guitarra y sabe guiarse a través de lo que siente por las vibraciones del sonido, con una novia perfecta a la cual quiere proteger y cuidar. 
 
  Sydney. Una chica que acaba de romper con su novio porque el muy cerdo idiota la engañaba con su mejor amiga. En serio, ese personaje es que tenía ganas de coger y estrangularlo. Hubo un momento en el cual quise partirle la nariz, ya que jugó con la doble moral. Me recordó, anexando el libro a una serie que he visto hace poco (Lucifer), en la que el Diablo se quejaba de que los humanos pensaban absurdamente que un acto maligno se contrarresta con otro del mismo calibre. O peor aún, que si alguien hace algo inmoral, tenemos derecho a hacerlo.

  Hay dos personajes que empezaron cayéndome mal (pero mal, mal, MAL), y que al final se hicieron de querer, que son Bridgette y Warren. Por dios, cuando vi por primera vez a la chica, deseé que se desintegrara. Y Warren tuvo una escena de prepotencia y de "me meto donde no me llaman", que era insufrible. Pero al final mejoran, sobre todo Warren. Al menos, en mi opinión personal.

  Centrándonos en la historia principal, se desarrolla entre ambos protagonistas. Ella, al irse de su piso, acaba metida en la casa de Ridge. La verdad es que la forma en la que sucedieron todos los acontecimientos se me antojaron muy reales, y hasta probables. Cómo van surgiendo las emociones entre Ridge y Sydney es muy natural. A pesar de que él tiene un compromiso, no pudo evitar que hubiera entre ambos una conexión. Era normal, ambos sentían pasión por lo mismo: la música. Juntos tenían momentos muy íntimos, que iban más allá del deseo carnal y de lo lascivo. Era algo que sólo se puede compartir con alguien que le apasiona lo mismo que a ti.

  A veces se me antojaba demasiado buenaza Sydney. Hay algunas cosas que yo no hubiese aguantado bajo ninguna circunstancia, pero ella es adorable, sin llegar a ser tonta. Y eso la caracteriza y hace que te encariñes con ella.

  Leí el libro y escuchaba las canciones conforme aparecían, y a veces, en momentos clave, escuchaba las canciones porque pensaba que la escena estaba ambientada en esa música. La verdad es que no pude evitar llorar en más de una ocasión, porque la fusión de la música con la maravillosa redacción de Hoover, hacía que se me pusieran los vellos de punta.

  Quizás uno de mis momentos favoritos fue, sin duda, cuando entendí el significado del título. Cuando vi cómo introducía la autora el 'Tal vez mañana' en la historia. Así, mis sentimientos explotaron.

Mi reacción al verlo.

  El capítulo final te deja sin palabras. La forma en la que está escrita enamora, sin más. Aunque he de decir que tuvo un puntillo de esos que dices: Le acabas de echar al pastel de chocolate, merengue por encima. Pero bueno. Un día es un día.


 En Resumen 

  Una historia de amor que cala en el alma, que hace que, tras leer el libro, quieras escuchar las canciones una y otra vez, y que en tu mente surjan las escenas de amor entre ambos protagonistas. Ese beso, esas caricias, esas miradas. Ese "Quiero que seas mi 'tal vez mañana'". Recomendadísima para todas aquellas que quieran una historia ligera de leer, que te deje con lágrimas de emoción en los ojos hasta el final.


2 comentarios:

  1. Parece una historia realmente intensa. Me llama mucho la atención ya que, como dices, muchas historias de amor son más superficiales que otra cosa. Por fortuna, encontrar una veta de oro entre rocas hace que éste tenga un valor tan alto.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Me encantóóóó!! Lo leí hace mucho tiempo, y me sentí muy identificada con Ridge. Es que es igual que yo de carácter.

    Talue! ~

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!
Da tu opinión, siempre con respeto. ¡Esperamos volver a verle pronto!

Páginas vistas en total

¡No te pierdas las novedades!

google15cb383bff09179d.html